Teatro Bar Musica Bar Cine Bar Restaurantes Bar Arte Local Bar Entrevistas Bar Farandula Bar Que Hacer... Bar Anuncie Bar Suscribase Bar Contactenos

El cantautor argentino Facuando Cabral, quien fue asesinado en Guatemala el sábado 9 de julio, forjó una carrera musical que navegó entre la canción protesta, el compromiso social y la reflexión espiritual, con decenas de éxitos que le llevaron a recorrer los escenarios del mundo.
Cabral nació el 22 de mayo de 1937 en La Plata, fue abandonado por su padre y su madre Sara, quedó a cargo de varios hijos y resolvió mudarse a Tierra del Fuego. A los 8 años, su familia se muda a Tandil, donde trabajó en tareas rurales y tomó contacto con la música folclórica.
Los inicios de un grande
De comportamiento rebelde, fue internado en un reformatorio, del que escapó. Conoció luego a Simón, un vagabundo que, según relató Cabral alguna vez, le hizo descubrir a Dios al recitarle el Sermón de la Montaña y lo motivó a componer su primera canción “Vuele bajo”.
Luego se mudó a Mar del Plata, donde el dueño de un hotel le dio la oportunidad de cantar en público por primera vez.
El Indio Gasparino fue el nombre artístico que eligió para grabar sus primeros discos, sin mucha repercusión inicial, para adoptar luego su verdadero nombre.
En 1970 grabó “No soy de aquí, ni soy de allá”, uno de sus mayores éxitos musicales y que le dio fama internacional.
Su obra se caracterizó por su mensaje espiritual y su tono de crítica social y protesta.
El camino del éxito
A mediados de los años ochenta se une a Alberto Cortez para el espectáculo “Lo Cortez no quita lo Cabral”, donde combinaron humor y poesía con los temas que dieron fama a ambos artistas.
En 1996, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco ) declaró a Cabral “Mensajero Mundial de la Paz” por su constante llamado a la paz y al amor.
Escribió varios libros, una de decena de ellos editados, entre ellos “Borges y yo”, donde repasa sus diálogos con el célebre escritor argentino.

Vuele bajo
Que espera Dios?
que el hombre vuelva a ser un niño
para recibirlo en su seno
perfecto, perfecto

No crezca mi niño, no crezca jamás
los grandes al mundo le hacen mucho mal
El hombre ambiciona cada día más
y pierde el camino por querer volar

Vuele bajo porque abajo
esta la verdad
esto es algo que los hombres
no aprenden jamás

Por correr el hombre no puede pensar
que ni el mismo sabe para adonde va
Sigue siendo niño y en paz dormirás
sin guerras ni maquinas de calcular

Dios quiera que el hombre pudiera volver
a ser niño un dia para comprender
Que esta equivocado si piensa encontrar
con una escopeta la felicidad...
No soy de aquí, ni soy de alla
Me gusta el mar y la mujer cuando llora
las golondrinas y las malas señoras
saltar balcones y abrir las ventanas
y las muchachas en abril

Me gusta el vino tanto como las flores
y los amantes, pero no los señores
me encanta ser amigo de los ladrones
y las canciones en francés

No soy de aquí, ni soy de allá
no tengo edad, ni porvenir
y ser feliz es mi color de identidad...
La vida sencilla
Te daré la vida sencilla
Con las cosas que el hombre olvidó
Sin alfombras pero con sonrisas
Y los ojos abiertos al sol.

Lo mejor de la vida es gratis
No hay pobreza estando los dos,
La esperanza será nuestro huésped,
La tarde lluviosa, será una canción,
Yo te ofrezco la brisa de mayo,
Las flores de octubre y todo mi amor.

Volaremos igual que las aves,
En cielo fronteras no hay,
A tu piel cubriré con la mía,
Y el invierno, verano será.

Nuestros besos serán nuestra casa,
Nuestros sueños serán nuestra ley,
Por la playa cantando descalzos,
Con la vida juntos vamos a jugar.

Dios ha puesto la dicha en lo simple,
Y ese es el camino a la felicidad...