Teatro Bar Musica Bar Cine Bar Restaurantes Bar Arte Local Bar Entrevistas Bar Farandula Bar Que Hacer... Bar Anuncie Bar Suscribase Bar Contactenos

Se detuvo “El Reloj” de Roberto Cantoral,
el maestro mexicano de la música romántica

El compositor mexicano Roberto Cantoral falleció en México a los 75 años pero dejó un legado imborrable en la música romántica del país, que convirtió en más universal aún con temas que interpretaron destacados músicos de todo el mundo.
“Reloj, no marques las horas/ porque voy a enloquecer/ ella se irá para siempre/ cuando amanezca otra vez”, es quizás una de las estrofas más famosas de este maestro de músicos mexicanos que marcó una época musical en México.

Su historia
Nacido en Ciudad Madero, en el estado de Tamaulipas, Roberto Cantoral García comenzó a desarrollar su carrera en 1950 en compañía de su hermano Antonio para saltar luego a la fama junto a Chamín Correa y Leonel Gálvez, el célebre trío “Los Tres Caballeros”.
Los tres popularizarían temas como “La barca”, “El reloj” y muchos otros de la época más dulce de la canción romántica mexicana que cuenta con títulos como “Soy lo prohibido”, “El triste”, “Noche no te vayas”, “La nave del olvido” y “Tu condena”, que han saltado las fronteras en el mundo de la música en español.
De Cantoral se destaca sobre todo su faceta de gran compositor siguiendo la estela de leyendas de la música mexicana como Agustín Lara (1897-1970) y José Alfredo Jiménez (1926-1973), contemporáneo de Armando Manzanero y seguido por continuadores como Juan Gabriel.
Entre los artistas que han interpretado sus temas destacan los tenores Plácido Domingo y Pedro Vargas, el pianista argentino Raúl di Blasio, la estadounidense Joan Báez, el puertorriqueño José Feliciano, la española Sara Montiel, y el chileno Lucho Gática, así como el trío Los Calavera, agrupaciones como Los Diamantes y Los Panchos.
También cantaron o interpretaron la música de Cantoral el músico francés Richard Clayderman, la brasileña Simone, la estadounidense Vikki Carr, la peruana Tania Libertad, y los mexicanos Marco Antonio Muñiz y Luis Miguel, entre muchos otros.
En 1971 ganó el festival de la Organización de la Televisión Iberoamericana (OTI) con el tema “Yo no voy a la guerra” y volvió a hacerlo dos años después con “Quijote”.
Durante su vida también compuso la música para telenovelas como “El derecho a nacer” y “Pacto de amor”.
El compositor era padre de la actriz Itatí Cantoral, quien se ha dedicado a ese género y al cine.

Más allá de la música
Roberto Cantoral actuó en solitario unas 1.500 ocasiones en 120 países entre los que estuvieron los del mundo hispano pero también otros como Italia, Grecia, Brasil, Japón y Bulgaria, y realizó obras benéficas como la cesión de los derechos de “Pobre Navidad” para la atención de la infancia de bajos recursos en el mundo.
Además fue presidente iberoamericano de la Asociación de Autores y Compositores del Mundo así como de la Sociedad de Autores y Compositores de México (SACM), cargo que ocupaba desde 1982, entes desde los cuales defendió la introducción de esquemas modernos para el pago de derechos a los artistas.
Recibió un homenaje en el Palacio de Bellas Artes de la capital mexicana, su despedida definitiva de aquellos que le quisieron y de todos a quienes hizo llorar con sus canciones.

“Reloj, detén tu camino/ porque mi vida se apaga/ ella es la estrella que alumbra mi ser/ yo sin su amor no soy nada”, dice “El reloj”.
“Detén el tiempo en tus manos/ haz esta noche perpetua/ para que nunca se vaya de mí/ para que nunca amanezca”, termina “El Reloj”, que se detuvo para siempre el 8 de agosto en Toluca.