Teatro Bar Musica Bar Cine Bar Restaurantes Bar Arte Local Bar Entrevistas Bar Farandula Bar Que Hacer... Bar Anuncie Bar Suscribase Bar Contactenos

Rosario Machicao

A poco menos de un año de la celebración del nacimiento del artista charlottense Romare Bearden, 13 estudiantes de la escuela secundaria Hopewell mantienen vivo su legado, creando 22 paneles que muestra su perspectiva acerca de la vida en la Ciudad Reina. Una ciudad agitada, otra que guarda cierto encanto para los turistas, el área residencial, un parque, el centro mismo, la escuela, una joven aburrida esperando tomar el bus o el tren ligero, son algunas de los temas de estos trabajos.
Arte y color en el centro de Charlotte
La idea de dar color a través del arte de este edificio cerrado fue del Concejo de Artes y Ciencias de Charlotte, quienes en colaboración con el McColl Center, la artista Annabel Manning y la escuela Hopewell y su profesor de diseño gráfico Ben Premeaux, pusieron a trabajar a los estudiantes para que crearan en base a la técnica de collage de este artista, su visión de Charlotte. Este edificio está en el terreno que ha sido alquilado a los Charlotte Knights y se espera que en unos años se construya un estadio de Baseball. “Mientras eso pasa, queremos que la comunidad vea un lugar más colorido y que los estudiantes hayan podido hacer trabajo comunitario, al mismo tiempo que aprendieron y ahora están orgullosos que sus piezas estén en exhibición para todo público”, aseguró Christie Kahil, directora de programas de educación del ASC.


Un trabajo exigente pero satisfactorio
“Ha sido un trabajo muy satisfactorio el haber podido inspirar a estos jóvenes por medio del arte de Bearden. Tuvimos tres semanas de trabajo diario y a través de varias capas de collage y photoshop, los estudiantes consiguieron sus objetivos”, resaltó Manning.
De acuerdo a su habilidad e interés los estudiantes crearon más de una obra y el trabajo final fue impreso en vinil para asegurar su durabilidad por tratarse de arte público.
“Lo interesante de este artista es el detalle de sus obras. Los estudiantes tuvieron ardua labor para crear de manera desproporcionada a sus personajes y distorsionar la perspectiva para crear mayor impresión. Creo que deben estar orgullosos de ellos mismos, porque es un trabajo profesional que han hecho aún estando en la escuela”.
Uno de estos estudiantes es Juan Negrón, joven de ascendencia puertorriqueña, cuyo proyecto fue el área residencial, donde no sólo puso actividad dentro de las casas, sino fuera en las calles. “Lo he titulado Urban Days y me encantó finalmente verlo en exhibición, es el pago a nuestro trabajo”, dijo el futuro diseñador gráfico. “Ahora que conozco a este artista y su técnica lo voy a utilizar más en mis trabajos”, aseguró.
Premeaux motivó a sus estudiantes y fue el encargado de trabajar para que los archivos estuvieran listos para su impresión. El ha sido aceptado por el McColl Center for Visual Arts para ser uno de los artistas en residencia. “Lo más difícil fueron los tiempos, pero nada que no se pudiera lograr sin esfuerzo e interes por sus creaciones”, dijo.